La primera Fiesta de la Moto trae 6.500 moteros a Valladolid

image
Publicado el26 abril, 2017
Publicado por Fiesta de la Moto

La Fiesta de la Moto ha cerrado el fin de semana con un total de 6.500 inscritos que han vivido la cita motera con el espíritu de Pingüinos muy presente. A pesar de las inclemencias climatológicas, la convocatoria ha sido un éxito, según el alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

20160109_155447

El regidor vallisoletano hizo estas valoraciones en la Antigua Hípica Militar, centro neurálgico del evento donde miles de moteros venidos desde todos los puntos de España y de Europa acamparon y vivieron muchos de sus atractivos, como los conciertos y las zonas comerciales.

stunt

Las exhibiciones acrobáticas por parte de los especialistas Emilio Zamora y Ángel Cuadrado hicieron las delicias de los asistentes en la zona de Vallsur mientras que muchos pudieron disfrutar de la gastronomía local gracias a la Ruta del Tapeo Motero por distintos bares de toda la ciudad de Valladolid.

La música se adueñó de las noches del viernes y el sábado con nombres míticos del rock como Burning, La Frontera y Mago de Oz o los sonidos electrónicos de Carlos Jean y Óscar de Rivera.

CYUJM3XUsAAzDai

Sin duda, los momentos más vistosos del fin de semana se dieron el sábado con los dos desfiles moteros. Por la mañana, la comitiva recorrió la distancia entre la Hípica y el centro de la ciudad mientras recibían los aplausos y vítores de los habitantes de Valladolid, que volvieron a dar una calurosa bienvenida a todos los moteros que volvieron a la capital pucelana. Ya entrada la noche, se vivió un emocionante desfile de motos cuyos ocupantes portaron antorchas. La mezcla de fuego, luz, humo y lluvia crearon una espectacular atmósfera en recuerdo y homenaje a las víctimas en accidentes de tráfico.

10338323_522744537886485_9086836858690871463_n

Óscar Puente está convencido de que las motos volverán a Valladolid en enero 2017 y desde el consistorio van a trabajar para mejorar algunos aspectos y promover la próxima cita, ya sea bajo el paraguas de Pingüinos o del propio ayuntamiento, y así hacer crecer el número de inscripciones.